Blancorexia: Una peligrosa obsesión para su salud y tu sonrisa

La preocupación por la salud y la estética dental ha aumentado considerablemente en los últimos años. Cada día que pasa, disfrutamos de un mayor número de tratamientos a nuestra disposición que nos permiten alcanzar los resultados deseados. Pero como siempre, pueden existir problemas que podrían tornar en graves. Es el caso de la blancorexia. ¿Estás al tanto de en qué consiste? Te lo explicamos en este post.

Exhibir unos dientes blancos y bien alineados es una tendencia actual. También un síntoma de salud. Es, por tanto, algo que todos podemos considerar como positivo. Pero en el extremo se encuentra el peligro. Esa pequeña frontera entre el cuidado y la obsesión que es importante no traspasar.

En un post anterior, ya os explicamos algunas de las principales preguntas sobre el blanqueamiento dental. En esta ocasión, vamos a tratar de profundizar en qué consiste la blancorexia, un trastorno del que ya existe un buen número de casos.

La blancorexia puede arruinar tu sonrisa y tu dentadura

Como decimos, buscar una buena estética es algo realmente interesante. Pero cuando todo se convierte en obsesión puede llegar a suponer un grave problema para nuestra salud y en nuestro día a día. Los procedimientos de blanqueamiento dental están altamente demandados y son seguros cuando los realiza un profesional cualificado y con experiencia.

Cuando el objetivo de un paciente es lucir un tono de blanco exagerado y falso es cuando empiezan a aparecer los primeros síntomas de blancorexia. Cuando este interés se torna en obsesión por alcanzar ese blanco extremo hay que preocuparse, sobre todo cuando las personas no dudan en someterse a múltiples tratamientos, aspecto que puede llegar a convertirse en peligroso. El esmalte dental es un componente fundamental para nuestra dentadura. El hecho de someternos a continuos tratamientos sin supervisión alguna puede llegar a debilitarlo, provocando una situación nada deseable.

Además, la blancorexia también puede provocar otros peligros muy graves, como hipersensibilidad dental, irritación de las encías, gingivitis o alteraciones en la percepción del sabor. En casos extremos, este problema puede llegar a suponer una pérdida de piezas dentales para el paciente. Como puedes ver, estamos ante un problema muy serio y que no podemos tomar a la ligera.

Llámanos:

Dónde estamos:

Plaça Divina Pastora 8 - Vic

Horario:

Lunes a jueves: 10 - 14 y 15 - 20 h. Viernes: 10 - 14 h.

Solicitar Cita Online

Acepto los términos de la Política de Privacidad