Cuidados para un implante dental: ¿Qué necesitamos hacer?

Estamos ante un tratamiento con una alta tasa de éxito. Alrededor del 97%. Eso no implica, sin embargo, que tengamos que olvidarnos de ciertos cuidados para nuestro implante dental. Pequeñas recomendaciones que conseguirán que la intervención y posterior colocación de este aditamento vaya sobre ruedas y termine de la mejor forma posible.

En nuestra experiencia, la colocación de implantes dentales es una técnica que se ha ido perfeccionando con el paso de los años, sobre todo recientemente. Su fama precede a su eficacia y es una alternativa que todos deberíamos conocer y valorar a la hora de reemplazar cualquier pieza dental que hubiéramos perdido o se encontrara ausente en nuestra boca.

Además, estamos ante una intervención que no debe generar mayores problemas. Para asegurarnos que todo va sobre ruedas, nada mejor que implementar unos pequeños cuidados para que nuestro implante dental se integre perfectamente con el resto de tejidos de nuestra boca y que nuestro posoperatorio sea coser y cantar.

Lo primero que tenemos que contarte es que es muy normal que la zona afectada se inflame pasadas unas horas, así como sentir ligeras molestias cuando haya pasado los efectos de la anestesia. Todo ello debería remitir al cabo de siete días.

Ahora bien, los cuidados para implantes dentales que vamos a darte, te ayudarán en temas de higiene, evitando situaciones que pudieran ser potencialmente peligrosas y afectar a la eficacia del tratamiento.

Así, por ejemplo, es aconsejable esperar un par de horas hasta que empecemos a comer o beber algo. Pasado ese plazo, se recomienda una dieta blanda y fría durante el resto del día, evitando usar la zona intervenida para masticar. Por supuesto, es recomendable beber mucha agua fría y evitar el alcohol, ya que solo prolongará los episodios de sangrado.

No es recomendable escupir ni enjuagarnos la boca tras la intervención, ya que perjudicaría a los puntos de sutura y, de nuevo, nos provocaría sangrado. Del mismo modo, no está recomendado el cepillado de nuestros dientes durante las primeras 24 horas. Pasado este plazo, podremos reanudarlo, pero de forma muy suave y evitando la zona intervenida.

Para tratar la hinchazón de la zona, lo más adecuado será aplicar una compresa fría o, en su detrimento, hielo en intervalos de diez minutos, realizando descansos. Si pasadas 72 horas no se solucionara este episodio, debemos ponernos en manos de nuestro especialista.

Para terminar estos consejos de cuidados para nuestro implante dental, tienes que saber que es conveniente evitar hacer deporte y movimientos bruscos el día de la intervención. Lo ideal será descansar lo máximo posible.

Llámanos:

Dónde estamos:

Plaça Divina Pastora 8 - Vic

Horario:

Lunes a jueves: 10 - 14 y 15 - 20 h. Viernes: 10 - 14 h.

Solicitar Cita Online

Acepto los términos de la Política de Privacidad