Ortodoncia para niños: ortodoncia interceptiva o funcional

¿Sabes qué es la ortodoncia interceptiva? Muchos padres se preguntan cuál es la edad más indicada para que sus hijos se sometan a tratamientos de ortodoncia. Hoy os hablamos de la ortodoncia interceptiva o funcional, una forma muy eficaz de evitar problemas en el futuro. Como especialistas en ortodoncia para niños en Vic, os explicamos en qué consisten estos tratamientos.

¿Qué es la ortodoncia interceptiva?

Su objetivo es interceptar los problemas relacionados con el crecimiento de las estructuras maxilofaciales, para prevenir casos de prognatismo y retrognatismo que den lugar a maloclusiones.

 ¿A qué edad se puede iniciar el tratamiento?

En torno a los 6 o 7 años de edad podemos consultar con nuestro ortodoncista si nuestros hijos necesitan ortodoncia. En caso afirmativo, la ortodoncia interceptiva es eficaz hasta aproximadamente los 11 o 12 años. En este rango de edades los huesos aún se están formando, por lo que es más fácil actuar sobre ellos para guiar su crecimiento y corregir su desarrollo. Esto nos ahorrará tener que recurrir a tratamientos mucho más caros y complejos en el futuro, una vez que los huesos estén plenamente desarrollados.

Un concepto que debemos tener muy claro es que la ortodoncia funcional no busca actuar sobre los dientes, sino sobre los huesos maxilar y de la mandíbula. El objetivo es que las estructuras óseas crezcan correctamente. Una vez que lo hayamos conseguido, y cuando nuestros hijos ya hayan perdido los dientes de leche y desarrollado la dentición definitiva, será el momento de determinar si necesitan un tratamiento de ortodoncia tradicional con brackets.

¿Qué tipo de aparatos emplea la ortodoncia interceptiva?

Como expertos en la ortodoncia para niños en Vic debemos aclararte que los aparatos de ortodoncia interceptiva no tienen nada que ver con los brackets que sin duda ya conoces.

  • Si los problemas de la mordida vienen producidos por anomalías en el desarrollo de los huesos maxilar o mandibular, se emplea una máscara extraoral de tracción para estimular el correcto crecimiento de los huesos.
  • Si nos enfrentamos a un paladar estrecho y de forma abovedada (lo que se conoce como paladar ojival) se utiliza un aparato conocido como disyuntor o expansor palatino.

¿Hace falta usar retenedores?

Como en cualquier otro tratamiento de ortodoncia, una vez finalizado el tratamiento es conveniente el empleo de sistemas de retención que nos permitan afianzar los resultados conseguidos. En este caso se utilizan placas de Hawley, unas placas removibles fabricadas en material acrílico.

Desde este blog queremos hacer hincapié en la importancia de detectar anomalías en el desarrollo maxilofacial desde la infancia. Atajar estos problemas a tiempo nos permitirá prevenir futuras complicaciones. En nuestra clínica especializada en ortodoncia para niños en Vic estaremos encantados de resolver todas tus dudas al respecto.

Llámanos:

Dónde estamos:

Plaça Divina Pastora 8 - Vic

Horario:

Lunes a jueves: 10 - 14 y 15 - 20 h. Viernes: 10 - 14 h.

Solicitar Cita Online

Acepto los términos de la Política de Privacidad