La salud bucodental en verano: Consideraciones a tener en cuenta

¡El buen tiempo ya se encuentra a la vuelta de la esquina! ¿Hay ganas? ¡Seguro que muchísimas! Tras más de un año de pandemia, confinamientos, restricciones y medidas de protección, parece que poco a poco vamos dejando atrás lo peor. Llega el momento de volver a disfrutar de viajes, vacaciones, playas y piscinas. Pero cuidado porque la salud bucodental en verano corre serio peligro.

Es casi una especie de reacción en cadena. Estos meses son sinónimo de buenas temperaturas y horas de sol, lo que invita a disfrutar fuera de casa de largas jornadas en el mar, en el campo, divirtiéndonos, haciendo deporte o, simplemente, relajados en la arena. Todo parece una excusa para relajarnos un poco en el cuidado de nuestra boca y en su higiene diaria.

Cambiamos nuestros hábitos, comemos y cenamos más fuera, aprovechamos las terrazas, alargamos las sobremesas… Son cambios bastante bruscos para nuestra higiene bucal y que pueden favorecer la proliferación de bacterias y la aparición de enfermedades, infecciones o inconvenientes. Uno de los más habituales puede ser la halitosis. En un post anterior, ya os ofrecimos solución para el mal aliento. Nunca está de más recordar estos consejos.

Pero no solo podremos padecer halitosis, sino que al no cuidar nuestra salud bucodental en verano estaremos estableciendo las bases para la aparición de caries, hipersensibilidad dental o, incluso, episodios de sangrado de encías.

Del mismo modo, es un hecho que durante estos próximos meses la cantidad de horas de actividad física aumenta considerablemente. Con el calor y el esfuerzo puede producirse una pérdida de hidratación, reduciendo nuestro flujo salivar y provocando que nuestra boca esté más desprotegida ante el ataque de bacterias.

Recomendaciones para cuidar de nuestra salud bucodental en verano

A nuestro alcance tenemos pequeños gestos que pueden ayudarnos a mantener nuestra salud bucodental en verano. Por ejemplo, nunca está de más no descuidar nuestra higiene diaria. En la mochila de la playa o de hacer deporte podemos meter un pequeño neceser con cepillo, pasta de dientes e hilo dental. Apenas ocupa sitio y nos ayudará muchos días.

Del mismo modo, nuestra alimentación puede convertirse en un gran aliado. Restringe los refrescos, zumos, alcohol o helados y apuesta por el agua, verduras y frutas de temporada.

Sin olvidar que, si eres paciente de ortodoncia, los cuidados deben ser todavía más constantes. En el caso de los usuarios de ortodoncia invisible, habrá que cuidar también mucho la higiene y limpieza de los alineadores, llevando siempre el estuche para guardarlos.

Llámanos:

Dónde estamos:

Plaça Divina Pastora 8 - Vic

Horario:

Lunes a jueves: 10 - 14 y 15 - 20 h. Viernes: 10 - 14 h.

Solicitar Cita Online

Acepto los términos de la Política de Privacidad