La revolución de la ortodoncia: Invisalign

Conseguir una sonrisa perfecta nunca ha sido tan fácil. Invisalign ha supuesto la revolución de la ortodoncia. Un cambio radical que ha abierto las puertas de este tratamiento a un grandísimo número de personas. ¿Quieres saber por qué? ¿Deseas descubrir todas sus ventajas? ¡Oralvic te las cuenta!

En primer lugar: ¿Qué es Invisalign? Se trata de un tratamiento prácticamente invisible para alinear los dientes. Se consigue una sonrisa mucho más estética sin tener que pasar por la fase de lucir los antiestéticos hierros de la ortodoncia tradicional.

¿Cómo es posible? Esta clase de ortodoncia invisible se basa en tecnología de imágenes computarizadas en 3D. De esta manera, el paciente es capaz de ver de manera anticipada su plan de tratamiento, desde la posición inicial hasta la final. Posteriormente, se procede a la fabricación a medida de los aligners transparentes, responsables del movimiento de las piezas dentales.

Lo habitual es que cada férula tenga una vida útil de 1 o 2 semanas antes de ser sustituida por el siguiente. De esta forma, se asegura que el movimiento sea gradual, sin molestias y consiguiendo que el tratamiento cumpla con los plazos proyectados en un primer momento.

Si quieres ser partícipe de la revolución de la ortodoncia, tienes que saber que el movimiento de los dientes está controlado y programado de una manera cuidadosa. De hecho, en cada etapa solo se permite el movimiento de determinadas piezas, siguiendo cautelosamente la pauta marcada para cada momento.

¿Te preguntas cuánto tiempo puede durar un procedimiento con Invisalign? Obviamente, los plazos han de ser fijados por un especialista y todo dependerá de la complejidad que encierre cada sonrisa, aunque habitualmente es comparable al de los brackets tradicionales.

La revolución de Invisalign

Grandes ventajas al apostar por la revolución de la ortodoncia

Seamos claros: ¿Por qué deberías apostar por Invisalign? En primer lugar, porque se trata de una ortodoncia novedosa, realmente eficaz y, sobre todo, prácticamente imperceptible. Los pacientes pueden hacer vida normal sin ningún problema sin que nadie se dé cuenta que lleva puesta una ortodoncia.

Además, como los aligners son extraíbles, se pueden retirar para comer y beber con total tranquilidad, así como para cepillarte los dientes o usar el hilo dental. No habrá ningún problema con la higiene oral, ni acumulación de sarro o restos de comida. Eso sí, hay que tener presente que lo más recomendable es llevar puesta la ortodoncia unas 22 horas al día.

En último lugar, y a diferencia de los aparatos fijos tradicionales, no cuentan con ningún elemento metálico, ni tampoco alambres. Este hecho implica menos molestias y un tiempo menor para su ajuste en la consulta.

¿Qué más se puede pedir?

Leave a comment


Llámanos:

Dónde estamos:

Plaça Divina Pastora 8 - Vic

Solicitar Cita Online

Acepto los términos de la Política de Privacidad