¡Vuelta al cole y vuelta al dentista!

Estamos ya en proceso de cambiar la toalla de playa por la mochila de clase. Todo lo bueno se termina y llega el momento de regresar a la rutina. Nuestros pequeños no iban a ser diferentes. Desde ORALVIC nos gustaría explicarte por qué vuelta al cole y vuelta al dentista pueden y deben ir unidos. ¡No te pierdas este post!

En un artículo anterior ya os explicamos algunos puntos clave para cuidar a fondo nuestra salud bucodental después de las vacaciones de verano. Tras una época de relax, vacaciones, viajes y algún que otro exceso en forma de comida y bebida es momento de volver a preocuparnos por nuestra boca, encías y dientes.

Si en un adulto es importante, en los niños más todavía. No en vano, sus sonrisas, tejidos y piezas dentales pueden estar todavía en formación y un problema de salud puede tener incluso peores consecuencias. Para evitarlo, nada mejor que ponerse en manos de auténticos especialistas.

Si los mayores cometemos excesos en vacaciones, los peques del hogar no iban a ser menos. Piénsalo. Son más refrescos, helados, bebidas azucaradas, zumos, dulces… Todo ello tiene una influencia sobre nuestra boca y dientes, pudiendo llegar a causar algún que otro inconveniente.

La vuelta al cole y vuelta al dentista juntas

Desde ORALVIC te recomendamos que vuelta al cole y vuelta al dentista vayan unidas, de la mano. Si no es antes de empezar el curso, que sea en las primeras semanas del mismo. Una revisión realizada por profesionales será capaz de detectar cualquier problema que pudiera haberse originado durante estos pasados meses.

Uno de los motivos para acudir a nuestro especialista en el inicio del curso escolar es garantizar que nuestros hijos están en plenas facultades, que su estado de salud es el perfecto para afrontar un nuevo año, con todas las clases, actividad física, clases extraescolares…

Del mismo modo, al unir la vuelta al cole y vuelta al dentista nos va a permitir prevenir posibles caries o enfermedades bucodentales, como puede ser una infección producida por bacterias. No tenemos que olvidarnos que una de las armas más poderosas que tenemos para cuidar la salud de nuestros pequeños, de sus dientes y de su boca es la prevención. Por ello, acudir a una revisión periódica con verdaderos profesionales nos va a permitir adelantarnos a cualquier inconveniente que pudiera padecerse. ¿Qué más se puede pedir?

Del mismo modo, otra situación bastante habitual durante el verano es padecer traumatismos dentales durante los muchos juegos del verano en los que participan nuestros hijos. Cuando antes acudamos a un odontólogo, antes se podrá reparar la pieza.

Llámanos:

Dónde estamos:

Plaça Divina Pastora 8 - Vic

Horario:

Lunes a jueves: 10 - 14 y 15 - 20 h. Viernes: 10 - 14 h.

Solicitar Cita Online

Acepto los términos de la Política de Privacidad